Eva, Jorge y Laura, agosto 2014

Hola chicos, me lanzo a compartir mi experiencia porque creo que todo el mundo debería animarse alguna vez a pasar unas vacaciones en una furgoneta camper, pues es una pasada. Yo, al ir sola con mis dos hijos y teniendo en cuenta que mi nena tiene sólo 6 añitos, no me quise ir demasiado lejos, por lo que en principio partimos a pasar unos días por Almería. La cuestión es que cuando llevávamos allí un par de días, me animé a proseguir un poco mas allá, y nos plantamos en Murcia. La razón que me condujo a avanzar en mi viaje fue lo fácil, ágil y manejable que me resultó conducir una furgoneta camper. Yo pensaba que al ser un vehículo de grandes dimensiones, su conducción iba a ser muy engorrosa, pero nada más lejos de la realidad. Por eso, me planté en Murcia con mis niños, y si hubiera tenido más días de vacaciones habría seguido por la costa levantina, pero queda pendiente para la próxima escapada.

Eva.